PINCELADAS DE HISTORIA

 
En septiembre de 1982 comienza a funcionar en Vitoria la Educación de Adultos (EPA) merced al Decreto 163/1982 publicado en el BOPV por el que se crean centros de adultos en Álava y Vizcaya. Son tres las aulas prefabricadas situadas en la calle Portal de Arriaga que serían atendidas por tres profesores. Su primera y urgente labor fue la de adaptar el sistema escolar vigente al alumnado adulto, teniendo como referencia la obtención del título de Graduado Escolar. Esta perspectiva inicial fue evolucionando para adaptarse a las necesidades, exigencias y posibilidades del adulto inmerso en una nueva sociedad. El incremento progresivo de este alumnado y, por ende, del profesorado dio como resultado que en el siguiente curso se abrieran otras cuatro aulas prefabricadas, situadas en la calle Puerto de Azáceta, y que, posteriormente, se adquiriesen unas lonjas en la calle Florida. En el tercer curso de funcionamiento el claustro ascendía a la significativa cifra de 27 profesores. Era evidente que la Educación de Adultos arraigaba con fuerza en la ciudad por lo que el Ayuntamiento quiso significarla rehabilitando en 1986 el antiguo Hospicio, ubicado en el Casco Antiguo, para ponerlo a disposición del nuevo sistema educativo. Este edificio se convierte en el centro de gravedad y en el punto de referencia de la EPA de Vitoria y Álava. En los cursos siguientes se coordinarán en sus aulas todas las actividades y se desarrollarán todos los proyectos destinados a la formación de las personas mayores de 16 años.
 
Uno de los primeros trabajos fue diseñar un Proyecto Diferencial para Jóvenes debido a la avalancha de alumnos que, procedentes del fracaso escolar, acudían a EPA. En el claustro del 23 de febrero de 1988 un grupo de profesores presenta su iniciativa. El proyecto se lleva a la Junta Provincial de Promoción Educativa de Adultos y, con el apoyo de la Diputación Foral de Álava, se pone en marcha el Centro de EPA El Carmen, en el antiguo edificio del Tribunal de Menores, para aquellos jóvenes que no habían obtenido la titulación básica.
 
Desde los distintos barrios de la ciudad surgen peticiones para atender necesidades de formación. Eso da pie para que se incorporen al núcleo inicial diferentes aulas. Ocurre lo mismo con algunos pueblos de la provincia que poco a poco se suman al proyecto. Así surgieron los Círculos que se especifican a continuación:
    + Círculos Urbanos: Abetxuko , Adurza , Ariznabarra , Sansomendi y El Pilar 
    + Círculos Rurales: Alegría-Dulantzi , Araia , Nanclares de Oca , Agurain-Salvatierra, Rioja Alavesa 
    + Círculo Específico: Centro Penitenciario Araba 
 
            En el curso 1994-95 se iniciaron, fuera del horario lectivo del profesorado, una serie módulos englobados en la enseñanza no reglada que dieron origen a una línea importante de actuación. Actualmente reciben el nombre de materias opcionales.
           
            Aunque al alumnado extranjero se estaban atendiendo desde el curso 1992-93, es a partir del 1996-97 cuando se establecen horarios fijos, para un grupo de mañana y otro de tarde. Posteriormente se crea el servicio centralizado de la Acogida y en el momento actual son 38 los grupos que se atienden en Vitoria a los que hay que añadir los de los pueblos y los del Centro Penitenciario Araba.
 
En el curso 1997-98 se aprobó en Consejo Escolar la posibilidad de extender la informática, que ya había dado sus primeros pasos, a todo el Centro. Aquel punto de arranque fue el origen de la red informática actual con más de 150 ordenadores conectados en red, en su mayoría.
 
La incorporación del Profesorado de Secundaria en el curso 1998-1999 supuso un importante cambio en el plan de estudios de la EPA y una inyección de savia nueva e incremento de posibilidades para el alumnado adulto.
 
En el tiempo que está funcionando el Centro de EPA la preocupación del profesorado por su formación y por dar el mejor servicio al alumnado ha sido el origen de la realización de diferentes proyectos educativos. 
 
La labor realizada a los largo de los diferentes cursos está reconocida por los premios con los que se ha distinguido al Centro. En 2003 el Ministerio de Educación y Ciencia incluye en los Premios Miguel Hernández el trabajo realizado en los Círculos de Alegría y Araia que fue presentado con el título de Aula Unitaria de Educación de Personas Adultas en el medio rural. En 2006, los recién creados Premios Marta Mata reconocen en el documento titulado EPA Paulo Freire, en la mejora de la Acción Educativa la labor global desarrollada por el Centro. En 2008 la Consejería de Educación del Gobierno Vasco le distingue con uno de los Premios Karmele Alzuela por el trabajo realizado en el Centro Penitenciario titulado “La prisión como agente formativo de la no-prisión” en el que se describen la comunicación epistolar entre internos carcelarios y alumnos de Instituto Miguel de Unamuno de Vitoria.
 
Hoy día el claustro de profesores asciende a un total de 86 enseñantes trabajando en sesiones de mañana, tarde y noche. Aunque la experiencia educativa que Paulo Freire desarrolló en Brasil no se puede transplantar a Vitoria, con una problemática distinta y unas necesidades diferentes, sin embargo, algo subyace de la filosofía del pedagogo brasileño. Es interesante recordar, a modo de resumen, las palabras del sociólogo británico Paul Herderson de la Universidad de Leicester (Inglaterra). En el mes de marzo de 1996 visitó el Centro el con el objetivo de obtener datos para un estudio sobre educación de adultos. Al final de su estancia manifestó que “se respira en el centro el espíritu de su filosofía (de Paulo Freire). He visto la proximidad del profesor y el alumno, la jerarquización de las personas apenas se vislumbra, he apreciado una educación entre iguales y he visto cómo se participaba en las clases. Ha sido muy gratificante mi viaje” (Revista “IKASTARIA” nº 10, 1999, págs 95-100).
  
        Vitoria-Gasteiz, 20 diciembre 2022.